Tres errores de principiante que no debes cometer al utilizar una conexión Wi-Fi

Saber utilizar una conexión Wi-Fi es algo básico para disfrutar de una buena experiencia, y también para evitar problemas que pueden acabar comprometiendo la seguridad de nuestra red.

Estoy convencido de que si preguntásemos a un número determinado de personas si saben utilizar su conexión Wi-Fi la respuesta mayoritaria sería un «sí», pero dicho «sí», ¿sería real? Lo cierto es que, en muchos casos, no, ya que tendemos a confundir el concepto de saber utilizar una conexión Wi-Fi con algo tan simple como saber conectarse a una red de este tipo.

El concepto de saber utilizar una conexión Wi-Fi supone algo más que conectarnos y empezar a navegar, tiene implicaciones a nivel de seguridad, de mantenimiento y de configuración, tres claves que no son un problema para un usuario medio, pero que pueden dar más de un quebradero de cabeza a aquellos con un nivel más básico.

Por ello, nos hemos animado a hacer este artículo, donde vamos a compartir con vosotros tres errores de principiante que, todavía hoy, son muy frecuentes a la hora de utilizar una conexión Wi-Fi, y os contaremos cómo podemos evitarlos.

conexión Wi-Fi

1.-Elegir la banda inapropiada en una conexión Wi-Fi

Es un error que, aunque no lo parezca, se da con bastante frecuencia. Muchos usuarios todavía creen que da igual conectarse a la banda de 2,4 GHz (Wi-Fi 4) que hacerlo a la banda de 5 GHz (Wi-Fi 5), es decir, piensan que no hay diferencia entre una y otra.

Obviamente, hay una diferencia importante entre ambas. Utilizar el estándar Wi-Fi 5 en la banda de 5 GHz nos permitirá disfrutar de una conexión con menos interferencias, y de mayores velocidades, pero a costa de un alcance inferior.

Utilizar el estándar Wi-Fi 4 en la banda de 2,4 GHz puede ser recomendable en algunos casos, sobre todo cuando queramos utilizar nuestra conexión Wi-Fi a una distancia considerable, ya que ofrece un mayor alcance.

conexión Wi-Fi

2.-Mantener la contraseña y el nombre de red por defecto en tu conexión Wi-Fi

Es otro error de principiante, y también es muy frecuente. Mantener la contraseña y el nombre de red que trae por defecto un router para la conexión Wi-Fi es, en esencia, lo mismo que dejar la abierta a los intrusos, ya que ambos datos suelen filtrarse en listas que asocian a fabricantes y modelos de routers concretos, y que podemos encontrar en Internet.

Sé que, en muchos casos, pecamos de exceso de confianza, ya que pensamos que vivimos en un vecindario tranquilo y que es muy difícil que podamos llegar a tener intrusos en nuestra conexión Wi-Fi. Yo también pensaba así, hasta que descubrí, hace tiempo, que tenía a un invitado no deseado robándome el Wi-Fi desde hacía semanas.

Entra en el menú de ajustes de tu router e invierte un par de minutos en cambiar la contraseña de tu Wi-Fi y el nombre de usuario, con algo tan simple mejorarás de forma notable la seguridad de tu red, y reducirás las posibilidades de tener un intruso.

conexión Wi-Fi

3.-Conectarnos a canales que están muy saturados

Los routers más actuales suelen elegir de forma automática los mejores canales para ofrecer una conexión Wi-Fi óptima, tanto en términos de velocidad como de estabilidad y de cobertura.

Sin embargo, si tienes un router relativamente antiguo, o de gama baja, tendrás que seleccionar de forma manual los mejores canales disponibles. No es un proceso complicado, pero requiere tiempo, así que paciencia.

En caso de que no lo hagas, y de que te conectes a canales muy saturados, podrías tener problemas importantes con tu conexión Wi-Fi, incluyendo desde una velocidad muy baja hasta desconexiones y caídas constantes.

Contenido ofrecido por AVM FRIZ!

La entrada Tres errores de principiante que no debes cometer al utilizar una conexión Wi-Fi es original de MuyComputer