Los revendedores de PS5 y Xbox Series X hablan de donaciones y de caridad, y mienten

Hace un par de semanas dedicamos un artículo a analizar las claves que hay detrás del control, y la manipulación de precios, de PS5 y Xbox Series X, dos consolas que han generado un enorme interés, pero que ahora mismo han quedado totalmente agotadas. No hay stock, y todo parece indicar que no podrás comprar una unidad fácilmente hasta finales de año, y con suerte.

Ya sabéis cómo hemos llegado hasta aquí. La especulación y la reventa han hecho un daño enorme, tanto que puedes recorrer todos los minoristas que existen en Internet y no encontrarás unidades de PS5 y Xbox Series X disponibles. Sin embargo, si entras en eBay, podrás comprar sin problema cualquiera de esas dos consolas, siempre que estés dispuesto a pagar precios de locura que van desde los 650 hasta los 1.099 euros. Por si alguien no lo recuerda, el precio recomendado de PS5 es de 499,99 euros.

Forbes ha tenido la oportunidad de hablar con gente que se dedica a la reventa de PS5 y Xbox Series X, y ha publicado un interesante artículo titulado «los revendedores de PS5 no están contentos con su imagen pública». Francamente, no entiendo de qué se sorprenden, al final están haciendo negocio jugando con el mercado, y vulnerando los derechos de los consumidores, pero ellos sienten que no están haciendo nada malo.

No hay duda de que comprar PS5 y Xbox Series X no es algo «de primera necesidad», pero el argumento que han dado roza lo ridículo, ya que se han posicionado como una especie de «intermediarios necesarios», diciendo que muchas empresas compran bienes a granjeros y las revenden al precio que creen oportuno. En ese ejemplo, tenemos una relación productor-distribuidor-vendedor, mientras que en el caso de los revendedores, tenemos una relación vendedor-revendedor que no tiene nada que ver.

El intermediario, en el primer caso, es necesario (por desgracia, ya que en muchos casos acaba siendo injusto para el productor), pero en el segundo caso no lo es. A esto debemos añadir, además, que el revendedor manipula los precios como estima oportuno para maximizar sus beneficios, y que crea una situación anormal en el mercado que debería ser objeto de protección jurídica, ya que como he dicho perjudica al consumidor, incluso aunque no sea un bien de primera necesidad, y tiene, de hecho, muchos puntos en común con el delito de estafa.

PS5 y Xbox Series X

Bots que compran PS5 y Xbox Series X: todo vale para especular y revender

A los argumentos vacíos y sin sentido de los revendedores debemos unir el tema de los bots. Cuando utilizas herramientas para superar bloqueos y medidas de seguridad que los comercios minoristas están utilizando para evitar que drenes todo su stock, impidiendo con ello el acceso a los consumidores a ciertos bienes, queda claro que estás haciendo algo mal. La tienda quiere ofrecer stock a muchos clientes, tú quieres aglutinarlo todo para venderlo luego al precio que estimes oportuno.

Los grupos de revendedores con los que ha hablado Forbes se han centrado en PS5, pero como sabemos existen muchos otros que también están revendiendo consolas Xbox Series S-Series X, así como tarjetas gráficas, procesadores y otros componentes de alto rendimiento. Con todo, la reventa de PS5 y Xbox Series X es, de momento, la más rentable, y por ello se ha convertido en el objetivo de grupos organizados que se dedican a ello a jornada completa. Sí, has leído bien, para algunos es un trabajo a tiempo completo.

Más curioso aún resulta que hayan intentado blanquear su imagen diciendo que realizan obras de caridad y que dan dinero a los necesitados. Digo curioso porque, cuando el entrevistador de Forbes les pidió datos para confirmar esas donaciones a la caridad, estos no se los proporcionaron. Como se suele decir, las mentiras tienen las «patas» muy cortas, y en este caso no solo no te ayudan a limpiar tu imagen, sino que la ensucian un poco más.

De momento, Reino Unido ha sido la primera en plantearse tomar medidas contra este tipo de prácticas. Todavía no hay nada definitivo, pero creo que es un tema que necesita de una regulación urgente, y que se podría acabar controlando de una manera sencilla. Habrá que ver si otros países, España incluida, se animan a tratar este tema en algún momento. Por mi parte, ya lo dije en su momento y me reitero, no pienso comprar una PS5 a esta gente, aunque me tenga que esperar a 2022 o a 2023.

La entrada Los revendedores de PS5 y Xbox Series X hablan de donaciones y de caridad, y mienten es original de MuyComputer