Los smartphones con cámaras frontales de 108 MP están cada vez más cerca

Las cámaras frontales se han convertido en uno de los componentes más importantes de los smartphones. Su evolución ha sido bastante marcada, aunque es cierto que no ha vivido el mismo salto que las configuraciones de cámara trasera de dichos dispositivos, algo que resulta muy fácil de ver, especialmente si nos limitamos a comparar los megapíxeles que suelen tener ambas.

Vamos a verlo mejor con un ejemplo. El Galaxy S21 Ultra 5G tiene una configuración de cuatro cámaras traseras. De ellas, el sensor principal es de 108 MP, mientras que su cámara frontal es de 40 MP. La diferencia es considerable, y si nos vamos a otros modelos, como el iPhone 12 Pro, nos encontramos con una «venerable» cámara frontal de 12 MP, aunque esta está acompañada por un sensor ToF 3D, clave para que Face ID funcione.

Esto tiene una explicación muy sencilla, y es que las cámaras frontales situadas en un smartphone afrontan una serie de limitaciones que no sufren las cámaras traseras, especialmente a nivel de espacio, una realidad que se ha agravado con el salto al formato todo pantalla, y a la que pronto se sumará otro obstáculo: la integración de las cámaras frontales bajo la pantalla del smartphone.

cámaras frontales

La carrera de los megapíxeles llegará a las cámaras frontales

Y según una nueva información, lo hará a lo grande, ya que se comenta que los principales fabricantes chinos, entre los que se encuentran Xiaomi, Oppo y Realme, empezarán a utilizar cámaras frontales cada vez más avanzadas, y serán capaces de romper la barrera de los 100 MP. Samsung podría ser otro de los grandes que darán el salto a ese tipo de configuraciones.

La fuente de esta notifica intenta explicar, de forma sencilla pero bastante convincente, el porqué de ese salto a nivel de megapíxeles en las cámaras frontales, y dice que sería, en resumen, una forma de compensar la pérdida de calidad de imagen que se produciría al integrar la cámara en la pantalla del terminal. Es un enfoque bastante acertado, la verdad.

Por otro lado, integrar la cámara bajo la pantalla también permitiría superar las limitaciones de espacio que suponen los diseños todo pantalla actuales con isletas circulares flotantes muy pequeñas, donde vienen integradas las cámaras frontales. Veremos cómo evoluciona la situación en los próximos meses, pero me permito recordar, sobre todo a los más escépticos, que hasta hace relativamente poco no nos habíamos imagino que acabaríamos viendo sensores de más de 100 MP en el sector smartphone, y hace apenas unos meses ya empezamos a hablar de sensores de hasta 600 MP.

La entrada Los smartphones con cámaras frontales de 108 MP están cada vez más cerca es original de MuyComputer