Tarjetas de memoria microSD: Cómo elegirlas y la mejor oferta

Las tarjetas de memoria microSD son las variantes más populares del estándar Secure Digital (SD). Una norma de almacenamiento externo y extraíble que llegó al mercado hace 20 años para superar el caos existente hasta entonces por el uso de formatos cerrados, incompatibles entre sí y sin interoperabilidad entre diferentes dispositivos.

La creación de un gran estándar tecnológico bajo responsabilidad del grupo industrial creado al efecto, SDA, benefició a los consumidores y empresas en un momento donde se vislumbraba la ‘era de la movilidad’ que llegaría poco después. Hoy, este tipo de tarjetas de memoria se usan masivamente como componente imprescindible (o recomendado) en centenares de millones de dispositivos, desde ordenadores personales a móviles inteligentes, pasando por cámaras fotográficas, drones, tablets, GPS, consolas portátiles y otros.

Aunque el objetivo personal del formato sigue siendo el almacenamiento de datos, también se usan para ejecutar aplicaciones y liberar el almacenamiento interno de los dispositivos (como se puede hacer en smartphones con Android) o para ejecutar sistemas operativos completos, como hacemos en un mini ordenador de placa única como en las Raspberry Pi.

Tarjetas de memoria microSD: características

Con un tamaño de 15×11×1 mm, las microSD son las pequeñas en tamaño entre las SD y ello seguramente ha sido la característica que las ha convertido en las más populares del estándar. Su versatilidad es enorme ya que pueden usarse directamente en los dispositivos que tengan soporte para ellas, mediante adaptadores internos SD y también en externos insertas, por ejemplo, en pendrives conectados a puertos USB.

Aunque externamente las tarjetas de memoria microSD son idénticas, hay una gran diferencia entre ellas y no solo en capacidad de almacenamiento. Como ocurre con otros estándares (véase USB o Wi-Fi) sus responsables se han empeñado en complicar la vida a los usuarios de a pie añadiendo un buen número de características que en definitiva hay que conocer. Las vamos a repasar todas porque pueden ser un auténtico galimatías para el gran público como verás en la imagen siguiente:

Tarjetas de memoria microSD

Formato

Es la división principal de estas tarjetas. Hay tres aunque realmente la única que hay que valorar es la tercera, soportada por todos los dispositivos nuevos:

  • microSD: La más antigua. Tienen una capacidad de hasta 2 Gbytes y se pueden utilizar en cualquier ranura microSD.
  • microSDHC: Tienen una capacidad desde los 2 hasta los 32 GB y se pueden utilizar en dispositivos que soporten SDHC y SDXC.
  • microSDXC: Son las más modernas y la única referencia de compra actualmente. Su capacidad va desde los 32 Gbytes hasta los 2 Tbytes, el máximo soportado hasta ahora, si bien el nuevo formato SD Express del que hablaremos después lo ampliará enormemente.

Clase

El ecosistema de tarjetas de memoria microSD es tan enorme que a la hora de elegir la tarjeta también tenemos que tener en cuenta que el rendimiento sea suficiente para el uso al que vamos a destinarla. Esta «Clase» define la velocidad mínima en Megabytes por segundo que en modo de escritura es capaz de soportar la tarjeta. La velocidad mínima en escritura soportada de cada clase es:

  • Clase 2: Al menos 2 MBps.
  • Clase 4: Al menos 4 MBps.
  • Clase 6: Al menos 6 MBps.
  • Clase 10: Al menos 10 MBps.

Tarjetas de memoria microSD

Rendimiento Máximo – Mínimo

Se trata de la velocidad máxima y mínima que en transferencia de datos pueden alcanzar las microSD y se han ido ampliando desde las originales para cubrir las necesidades de nuevas aplicaciones como la grabación 4K. A tener en cuenta los siguientes apartados:

– La velocidad máxima en lectura (secuencial) que soporta una tarjeta se define con la especificación Ultra High Speed (UHS) y cuenta con dos versiones:

  • UHS-I, con velocidades de bus de hasta 104 Mbps
  • UHS-II con velocidades de bus de hasta 312 Mbps

– La velocidad mínima en escritura (secuencial) soportada se define aparte, con los números 1 o 3 inserto en una U y con dos versiones:

  • U1: Al menos 10 MBps.
  • U3: Al menos 30 MBps.

– El rendimiento aleatorio también está definida en la norma y se ofrecen en dos versiones:

  • A1: la original
  • A2:  nueva especificación que cuadriplica el mínimo en lecturas/escrituras aleatorias (4.000/2.000 IOPS) de la anterior.

– Velocidad nominal. No te vayas… que hay más. La mayoría de fabricantes citan la velocidad nominal de su tarjeta y es la máxima que en modo lectura son capaces de alcanzar, expresándose en MB/s.

– Velocidad relativa. Se corresponde con el aumento de velocidad de transferencia original del formato CD (150 KBps). Así, puedes ver algo como “2x”, 4x” y así sucesivamente. Una “100x” correspondería a una velocidad de 15 MBps.

Estas dos últimas características no están normalizadas y solo las usan algunos fabricantes, pero por si te las encuentras mejora saber lo que significan. El resto de especificaciones sí se suelen incluir y las verás impresas en las mismas tarjetas, en el envoltorio donde se venden y en la página web del producto.

SD Express: el futuro de las tarjetas de memoria microSD

Es una nueva especificación del estándar SD. Fue anunciada en verano de 2019 y llevará a estas tarjetas externas y extraíbles a otro nivel en rendimiento y capacidad. SD Express (norma SD 7.0) usa la interfaz PCIe 3.0 y el protocolo NVMe v1.3, los mismos que emplean otros productos de almacenamiento como las SSD. Bajo PCIe, una SD Express alcanzará un rendimiento en transferencia de datos superlativo de hasta 985 Mbytes por segundo en modo lectura.

Además, la capacidad máxima de almacenamiento en tarjetas de memoria SD crece desde 2 TB con SDXC a los 128 Tbytes que podrá ofrecer como capacidad máxima las nuevas SD Express Ultra Capacity (SDUC). Las nuevas tarjetas SD Express se ofrecerán inicialmente en formatos SDUC, SDXC y SDHC. Ya están siendo probadas por los fabricantes, pero aún no conocemos fecha de lanzamiento, modelos y precios.

El año pasado SDA anunció una próxima actualización de la norma que elevará aún más su rendimiento usando PCIe 4.0, con rendimiento potencial de hasta 4 GB/s. Estos valores serán una bendición para cualquier usuario y en particular para profesionales de la fotografía y el vídeo ya que permitirá manejo de vídeo 8K y las capturas RAW. Además de rendimiento, estas nuevas microSD también consumirán menos y su capacidad máxima teórica se mantendrá en los estratosféricos 128 Tbytes comentados.

Oferta de tarjetas de memoria microSD

Seguramente la capacidad soportada sea el primer dato a tener en cuenta antes de la compra. Como otros formatos que hacen uso de memorias flash NAND el precio por GB ha bajado mucho los últimos años y el mínimo si tu dispositivo lo soporta lo estableceríamos en 32 Gbytes. Por encima de ahí hay oferta de 64, 128, 512 y hasta 1 Tbyte de capacidad.

En cuanto al rendimiento, dependerá muchísimo del dispositivo donde lo vayas a utilizar. No tiene nada que ver un GPS donde únicamente necesitamos extender el almacenamiento interno y poco más, que si lo utilizamos para ejecutar aplicaciones desde ella, en un modelo para ejecutar el sistema operativo o en una cámara para grabación de vídeo a 4K que exige las tarjetas más rápidas del mercado. Como norma general, busca siempre el formato microSDXC con los valores más altos de las especificaciones que hemos definido arriba.

Por último, señalar el grupo de tarjetas «resistentes». Están especialmente dedicadas a profesionales o usuarios que necesiten tarjetas de memoria de alta durabilidad y la máxima resistencia, protección contra el agua, el polvo o los rayos X de centros de transporte, además de incluir software de recuperación de datos.

Todos los grandes proveedores de almacenamiento externo y extraíble ofrecen una gran fiabilidad, velocidades superiores al mínimo establecido y buen soporte, hasta garantía de por vida en los mejores modelos. Casi todas suelen incluir un adaptador para utilizarlas en ranuras SD y se pueden conectar a puertos USB con el correspondiente adaptador.

La oferta es muy amplia y varía según rendimiento y capacidad. Actualmente, las mejores en valor por precio son las de 128-256 Gbytes. Más abajo están «tiradas» de precio, mientras que las superiores sí suelen subir el precio bastante. También podrás encontrar algunos kits que incluyen 2 o 3 unidades juntas con los que puedes ahorrar algunos euros.

Seleccionamos las series más representativas del segmento de los principales fabricantes y las capacidades más usadas en el mercado de consumo. Comenzamos en los 32 GB porque las versiones con capacidad inferior no merecen la pena (por precio) a no ser que el dispositivo donde lo vayas a instalar no soporte otra cosa.

Capacidad hasta 64 GB

SanDisk Ultra. Tarjetas microSDHC con velocidad de lectura de hasta 120 MB/s. Clase 10, U1 y A1, incluye un adaptador SD y se distribuye con las siguientes versiones y precios:

  • 32 GB por 6 euros.
  • 64 GB por 12 euros.

Kingston Canvas Select Plus. Tarjetas MicroSDXC UHS-I, Clase 10, U1 de hasta 100 MB/s. Son resistentes a golpes, vibraciones y prueba de rayos X. Se vende con adaptador SD en las siguientes versiones y precios:

  • 32 GB por 6 euros.
  • 64 GB por 7 euros.

Samsung EVO Select. Tarjetas MicroSDXC UHS-I, Clase 10, U3 de hasta 100 MB/s. Son resistentes a golpes, al agua, vibraciones y prueba de rayos X. Se vende con adaptador SD en las siguientes versiones y precios:

  • 64 GB por 15 euros.

Kioxia Exceria. La antigua marca de memorias de Toshiba comercializa estas tarjetas MicroSDXC UHS-I, U1 de hasta 100 MB/s con las siguientes capacidades y precios:

  • 32 GB por 5 euros.
  • 64 GB por 10 euros.

Lexar. Tarjetas MicroSDXC UHS-I, Clase 10, de hasta 95 MB/s. Se vende con adaptador SD en las siguientes versiones y precios:

  • 32 GB por 8 euros.
  • 64 GB por 9 euros.

SanDisk Extreme PRO. Subimos el nivel de rendimiento sobre las anteriores con una microSDXC Clase 10, U3, V30 y A2 con transferencia de datos en lectura de hasta 170 MB/s y 90 MB/s en escritura. Son resistentes a temperaturas, al agua, a golpes y a rayos X. Se comercializan con / sin adaptador SD en las siguientes capacidades. Suelen subir de precios sobre las series ‘estándar’:

  • 32 GB por 14 euros.
  • 64 GB por 21 euros.

Samsung Pro Endurance. Una serie especial de las que hablábamos «resistentes», con temperatura operativa de -25 – 85 °C; al magnetismo, al agua y a prueba de rayos X. MicroSDXC, Clase 10, UHS -I, 100 MB/s en las siguientes capacidades:

  • 32 GB por 12 euros.
  • 64 GB por 17 euros.

Kingston High Endurance. Similar a la anterior como muestra de las tarjetas de memoria microSD resistentes contra temperaturas extremas, agua y rayos x. SDXC, Clase 10, U1, A1, 100 MB/s por los siguientes precios:

  • 32 GB por 11 euros.
  • 64 GB por 13 euros.

Lexar Professional 1000x. Como la SanDisk Extreme, esta serie apuesta por el rendimiento con la interfaz UHS-II y U3 para ofrecer hasta 150 Mbytes por segundo en lecturas. Se comercializa con los siguientes precios:

  • 32 GB por 20 euros.
  • 64 GB por 35 euros.

Capacidad hasta 256 GB

SanDisk Ultra. Tarjetas microSDHC con velocidad de lectura de hasta 120 MB/s. Clase 10, U1 y A1, incluye un adaptador SD y se distribuye con las siguientes versiones y precios:

  • 128 GB por 20 euros.
  • 200 GB por 34 .
  • 256 GB por 50 euros.

Kingston Canvas Select Plus. Tarjetas MicroSDXC UHS-I, Clase 10, U1 de hasta 100 MB/s. Son resistentes a golpes, vibraciones y prueba de rayos X. Se vende con adaptador SD en las siguientes versiones y precios:

  • 128 GB desde 17 euros.
  • 256 GB por 36 euros.

Samsung EVO Select. Tarjetas MicroSDXC UHS-I, Clase 10, U3 de hasta 100 MB/s. Son resistentes a golpes, al agua, vibraciones y prueba de rayos X. Se vende con adaptador SD en las siguientes versiones y precios:

  • 128 GB por 26 euros.
  • 256 GB por 46 euros.

Kioxia Exceria. La antigua marca de memorias de Toshiba comercializa estas tarjetas MicroSDXC UHS-I, U1 de hasta 100 MB/s con las siguientes capacidades y precios:

  • 256 GB por 45 euros.

Lexar. Tarjetas MicroSDXC UHS-I, Clase 10, de hasta 95 MB/s. Se vende con adaptador SD en las siguientes versiones y precios:

  • 128 GB por 18 euros.
  • 256 GB por 40 euros.

SanDisk Extreme PRO. Subimos el nivel de rendimiento sobre las anteriores con una microSDXC Clase 10, U3, V30 y A2 con transferencia de datos en lectura de hasta 170 MB/s y 90 MB/s en escritura. Son resistentes a temperaturas, al agua, a golpes y a rayos X. Se comercializan con / sin adaptador SD en las siguientes capacidades.

  • 128 GB por 29 euros.
  • 256 GB por 70 euros.

Samsung Pro Endurance. Una serie especial de las que hablábamos «resistentes», con temperatura operativa de -25 – 85 °C; al magnetismo, al agua y a prueba de rayos X. MicroSDXC, Clase 10, UHS -I, con adaptador  100 MB/s en las siguientes capacidades:

  • 128 GB por 29 euros.

Kingston High Endurance. Similar a la anterior como muestra de las tarjetas de memoria microSD resistentes contra temperaturas extremas, agua y rayos x. SDXC, Clase 10, U1, A1, 100 MB/s por los siguientes precios:

  • 128 GB por 26 euros.

Lexar Professional 1000x. Como la SanDisk Extreme, esta serie apuesta por el rendimiento con la interfaz UHS-II y U3 para ofrecer hasta 150 Mbytes por segundo en lecturas. Se comercializa con los siguientes precios:

  • 256 GB por 100 euros.

Capacidad superior a 256 GB

SanDisk Ultra. Tarjetas microSDHC con velocidad de lectura de hasta 120 MB/s. Clase 10, U1 y A1, incluye un adaptador SD. Tienes versiones:

  • 400 GB por 72 euros.
  • 512 GB por 106 euros.
  • 1 TB por 238 euros.

Kingston Canvas Select Plus. Tarjetas MicroSDXC UHS-I, Clase 10, U1 de hasta 100 MB/s. Son resistentes a golpes, vibraciones y prueba de rayos X. Se vende con adaptador SD en las siguientes versiones y precios:

  • 512 GB por 75 euros.

Samsung EVO Select. Tarjetas MicroSDXC UHS-I, Clase 10, U3 de hasta 100 MB/s. Son resistentes a golpes, al agua, vibraciones y prueba de rayos X. Se vende con adaptador SD en las siguientes versiones y precios:

  • 512 GB por 92 euros.

Lexar. Tarjetas MicroSDXC UHS-I, Clase 10, de hasta 95 MB/s. Se vende con adaptador SD en las siguientes versiones y precios:

  • 512 por 139 euros.

SanDisk Extreme PRO. Subimos el nivel de rendimiento sobre las anteriores con una microSDXC Clase 10, U3, V30 y A2 con transferencia de datos en lectura de hasta 170 MB/s y 90 MB/s en escritura. Son resistentes a temperaturas, al agua, a golpes y a rayos X. Se comercializan con / sin adaptador SD en las siguientes capacidades. Suelen subir de precios

  • 400 GB por 94 euros.
  • 512 GB por 173 euros.
  • 1 TB por 315 euros.

La entrada Tarjetas de memoria microSD: Cómo elegirlas y la mejor oferta es original de MuyComputer