Mars Perseverance ya está en Marte y ha enviado la primera imagen

Hace solo unos minutos, la sonda Mars Perseverance ha aterrizado en el cráter Jezero, terminando así un viaje que comenzó el 30 de julio del año pasado, y que ha llevado a la sonda a recorrer algo más de 200 millones de kilómetros. Como ocurre siempre en este tipo de misiones, los números son de un orden de magnitud que resulta difícil de asumir, especialmente si los comparamos con los de nuestro día a día. Por ponerlo en perspectiva, el diámetro de la Tierra es de alrededor de 40.000 kilómetros.

Como ya te contamos hace unos meses, cuando la NASA publicó un vídeo describiendo cómo sería esta operación, la Mars Perseverance se ha enfrentado a una operación terriblemente compleja y crítica. Y es que en pocos minutos su velocidad ha tenido que descender de los 19.300 kilómetros por hora (5,36 kilómetros por segundo) hasta la velocidad de aterrizaje, de tres kilómetros por hora (menos de un metro por segundo). Todo esto, claro, mientras que cruzaba la atmosfera marciana y, además, realizaba un completo análisis de la superficie para elegir una ubicación adecuada para el aterrizaje.

La parte más crítica ha durado siete minutos, durante parte de los cuales la Mars Perseverance ha perdido contacto, tal y como estaba previsto, mientras estaba cruzando la atmósfera marciana. Durante esa fase, la sonda ha tenido que soportar una presión de 10 atmósferas terrestres. Una resistencia que ha sido clave para que la nave pudiera decelerar lo suficiente como para que, ya una vez cruzada la atmósfera, paracaídas y motores fueran suficiente como para garantizar que se posara suavemente en la superficie del planeta rojo.

A este respecto, hay un aspecto muy importante y que no debemos olvidar, y es el tiempo que transcurre entre que una señal es enviada desde la sonda y es recibida en la Tierra (y viceversa, claro), con la distancia actual entre Tierra y Marte, pasan entre siete y ocho minutos. ¿Y qué quiero decir con esto? Que si la Mars Perseverance tuviera que hacer una «consulta» a la Tierra sobre cómo proceder ante un determinado incidente, el tiempo entre el envío y la respuesta sería de alrededor de un cuarto de hora, demasiado tiempo para prácticamente cualquier inconveniente en esta fase tan crítica. ASí, Mars Perseverance contaba con los sistemas necesarios para poder afrontar dichas eventualidades de manera autónoma.

Para la fase final del aterrizaje, la Mars Perseverance ha empleado Sky Crane, una parte del vehículo, equipada con 16 motores que han controlado la fase final, y que se ha encargado de depositar el rover suavemente sobre la superficie de cráter Jezero, que a partir de ahora será el nuevo hogar tanto del Perseverance como de Ingenuity, el primer dispositivo volador creado por el ser humano que será empleado en otro planeta.

Mars Perseverance: primeras imágenes de la superficie

Tras la explosión de alegría que ha sucedido a los minutos de tensión a la espera del aterrizaje, el interés de quienes hemos seguido el evento en directo se ha dirigido, claro, a esperar las primeras imágenes que la Mars Perseverance enviara a la tierra. Y tan solo unos minutos después del aterrizaje, en la transmisión que ha efectuado la NASA a través de YouTube, hemos podido ver las primeras imágenes capturadas por dos de las cámaras del rover.

Hay que tener en cuenta, eso sí, varios factores, antes de valorar la primera imagen. Lo primero es que es siempre que un vehículo como Mars Perseverance se posa en la superficie de un planeta, esta operación remueve cierta cantidad de regolito que acaba en suspensión y ensucia los cristales protectores de las cámaras. Así, tendrán que pasar unas horas, o puede que incluso unos días, para que éstos se limpien y la calidad de imagen sea la adecuada.

Por otra parte, el tamaño de la primera imagen compartida por la NASA es, sin duda, bastante pequeño. Aclaro esto porque en las próximas horas y días sin duda recibiremos imágenes de mayor tamaño, además de estar a la espera del vídeo de la llegada de la Mars Perseverance a Marte. Al igual que ocurrió con la Insight, también de la NASA, algunas personas se sintieron decepcionadas con las primeras imágenes, pero las que llegaron a posteriori fueron mucho mejores.

Mars Perseverance ya está en Marte y ha enviado la primera imagen

Primera imagen de la superficie de Marte enviada por la Mars Perseverance. Imagen: NASA / JPL – Caltech.

Así, ya ha concluido una fase crítica de la misión, pero ahora es cuando la Mars Perseverance, en conjunto con el Ingenuity, comenzarán la parte más importante de la misión: explorar la superficie marciana en búsqueda de restos de vida microscópica que pudo haber quedado fosilizada. Un plan que comienza con la toma y el análisis de muestras, pero que es el primer paso de algo mucho más ambicioso, pues el objetivo es que algunas de esas muestras puedan llegar algún día a nuestro planeta.

 

La entrada Mars Perseverance ya está en Marte y ha enviado la primera imagen es original de MuyComputer