China prohíbe el minado de cibermonedas en determinadas regiones

Las cibermonedas llevan años revolucionando la concepción que teníamos sobre la economía, las divisas, el mundo de las inversiones, el tráfico de capitales, los reguladores… No diré que hayan sido tan revolucionarías como las fintech, que están redibujando por completo la relación de las personas con sus finanzas, pero sí que han cambiado por completo la concepción que tiene la población sobre qué es el dinero, y de paso también ha ayudado a que muchas personas aprendan qué es la moneda fiduciaria, y que el patrón oro hace bastantes décadas que no se emplea para emitir moneda.

Sea como fuere, las cibermonedas han supuesto una revolución no solo en los mercados financieros. Por ejemplo, la altísima demanda de tarjetas gráficas por parte de los mineros se ha convertido en un problema. Incluso, agotadas las tarjetas gráficas, algunos mineros en China están optando por comprar portátiles de última generación con gráficas NVIDIA RX 30 para poner en marcha granjas de minado de cibermonedas, principalmente de ethereum.

La razón de que esto ocurra en China no es casual. Y es que algunas regiones del país, las más pobres, cuentan con tarifas eléctricas fuertemente subsidiadas por el gobierno, para evitar que la situación de pobreza de muchas familias les impida el acceso al suministro eléctrico, complicando aún más su subsistencia. Una medida que, aunque positiva en primera instancia, necesita de una cierta depuración para no convertirse en un problema.

Y es que uno de los elementos clave en la minería de cibermonedas es el consumo eléctrico y, claro, el recibo del mismo. Minar cibermonedas de muy reciente aparición es poco exigente, pero claro, no tienes manera de saber si serán bien acogidas por el mercado y su valor subirá o, por el contrario, si en unos meses nadie las recordará. Por su parte, minar bitcoins hace mucho tiempo que dejó de ser rentable para la mayoría, y a día de hoy minar ethereum ya solo es rentable en determinadas condiciones.

Como ya habrás imaginado, un lugar en el que el precio de la electricidad es muy bajo es, por lo tanto, un paraíso para los mineros, pues una parte esencial del coste de su actividad se ve sustancialmente reducido. Y esto, por su parte, supone un importante incremento del consumo eléctrico en dichas regiones. Un consumo que, recordemos, está subsidiado, y que además obliga a emplear tantos sistemas de producción de electricidad como sean necesarios, manteniendo una mayor tasa de consumo de energías contaminantes.

China prohíbe el minado de cibermonedas en determinadas regiones

Esto es lo que ocurre en Mongolia Interior, una región del norte de China, limítrofe con Mongolia, y que debido al bajo coste de la electricidad se ha convertido en un destino estrella para el despliegue de redes de minería de cibermonedas, creando allí una pujante industria dedicada a producir chips a bajo precio, además de proveer de mano de obra barata a los responsables de dichas infraestructuras.

Sin embargo esta situación está a punto de cambiar, pues como podemos leer en Bloomberg, las autoridades chinas han decidido dar el cerrojazo a dichas actividades, poniendo el mes de abril como fecha para que cesen todas las actividades en este sentido. Esta es una medida que llega tras las críticas por parte de las autoridades económicas del país a la región, que fue la única del país que no logró controlar el consumo eléctrico en 2019. Tras el paréntesis de 2020, parece que las autoridades vuelven a señalar a la región y a los mineros de cibermonedas, con el fin de erradicar su presencia y dar por finalizadas sus actividades.

Hablar de una región de China puede dar una perspectiva errónea del peso de Mongolia Interior en el mundo de las cibermonedas, pero la región representa el 8% de la potencia informática mundial de minería de bitcoin, según el Índice de Consumo de Electricidad de Bitcoin compilado por la Universidad de Cambridge. Y eso solo de bitcoin, no hay que olvidar el resto de cibermonedas, y especialmente ethereum.

Todavía es muy pronto para especular sobre el efecto que esto puede tener tanto en el mercado de las cibermonedas como en el de los componentes electrónicos. Sin embargo, si China decide seguir persiguiendo esas actividades a lo largo y ancho de su territorio, sí que estaremos hablando de un cambio que debería tener una enorme repercusión global y que, entre otras cosas, podría traducirse tanto en el incremento en el valor de las cibermonedas ya minadas, como en que tengas menos dificultades para poder cambiar de tarjeta gráfica.

La entrada China prohíbe el minado de cibermonedas en determinadas regiones es original de MuyComputer