El logotipo de Amazon y los vídeos de ajedrez: ¿qué está pasando?

Hoy ha sido un día extraño, un día en el que el logotipo de Amazon y las conversaciones y vídeos sobre ajedrez han cobrado cierta relevancia por razones que, bueno, nos muestran de lo que podemos llegar a ser capaces como especie. Y también nos enseñan que la inteligencia artificial puede superarnos en muchos aspectos, pero en otros se nota que ha nacido de nuestras manos, pues reproduce algunos errores interpretativos, o interpretaciones sesgadas, igual que lo hacen papá y mamá humanos.

Si todavía no estás al corriente de lo ocurrido con el logotipo de Amazon, lo mejor será que te prepares, porque vienen curvas… la compañía ha tenido que cambiar el icono de su app porque recordaba a Hitler. Lo siento, quizá debería haber sido algo más sutil al contarlo, pero creo que esto es como cuando te quitas una tirita o te depilas la espalda con cera, mejor hacerlo rápido, aunque duela. Con respecto al supuesto parecido, este es el logotipo de Amazon en el icono de la app antes y después del cambio:

El logotipo de Amazon y los vídeos de ajedrez: ¿qué está pasando?

Rediseño de enero (izquierda) y marzo del logotipo de Amazon para su app.

Como puedes ver, el logotipo de Amazon de la izquierda representa una caja de Amazon con la tradicional flecha-sonrisa de la marca, y un trozo de precinto azul. El problema es que tal y como debutó este nuevo icono, en enero, empezaron a aparecer publicaciones en las redes sociales, en las que el fragmento de precinto azul se relacionaba con el bigote de Adolf Hitler y, en conjunto con la flecha-boca sonriente, arrojaban como consecuencia una representación gráfica involuntaria del führer.

La cultura pop y el mundo del arte no han dudado en recurrir a Hitler como elemento provocador en sus creaciones: desde ilustraciones en las que lo vemos besándose cuan pareja de tórridos enamorados con Stalin, hasta caracterizaciones del líder de la Alemania nazi a modo de drag-queen, y esto ha podido ampliar el espectro en el que podemos reconocer al genocida. Pero aún así, reconozco que ver su bigote en ese trozo de precinto azul se me escapa. No es que piense que cualquier parecido entre el logotipo de Amazon y Hitler es pura coincidencia, directamente es que soy incapaz de ver tal parecido.

Por otra parte, tal y como podemos leer en Wired, YouTube censuró recientemente una entrevista en la que Antonio Radić, un jugador y comentarista profesional de ajedrez, entrevistaba a Hikaru Nakamura. El vídeo fue marcado como nocivo y peligroso y permaneció inaccesible durante 24 horas. Un día en el que Radić no recibió ninguna explicación concreta de las razones por las que su vídeo había sido bloqueado. Afortunadamente, los revisores humanos comprobaron que no había nada nocivo en el vídeo, y éste volvió a estar disponible en la plataforma.

En respuesta a este inusitado bloqueo, Ashique KhudaBukhsh y Rupak Sarkar, de la Universidad Carnegie Mellon, se propusieron realizar un experimento, con el fin de intentar emular la inteligencia artificial empleada por YouTube para analizar el contenido de los vídeos, y comprobar su comportamiento cuando estos se centran en el ajedrez. Y los resultados de su prueba, como ya podrás imaginar, son bastante decepcionantes. Los comentarios sobre negras, blancas, ataques y defensas son interpretados por la IA como contenido violento y racista.

El logotipo de Amazon, Hitler y la pareidolia

Que haya personas que ven a Hitler en el logotipo de Amazon tiene un nombre (no, no voy a ser malo), se llama pareidolia, y es el mismo fenómeno psicológico por el que también creemos ver rostros u otros elementos reconocibles a partir de estímulos visuales bastante vagos. Tenemos ejemplos que van desde quienes creen ver a Bob Dylan en un huevo frito hasta quienes interpretan (interpretamos) dos puntos y un cierre de paréntesis como una cara sonriente : )

La pareidolia, a la que le debemos que algunas personas hayan visto a Hitler en el logotipo de Amazon, también se encuentra tras teorías como las que apuntan a la presencia extraterrestre en la construcción de las pirámides de Egipto, y hace ya más de dos décadas que se analiza su influencia en la arqueología. Quizá, a raíz de ese incidente, deba establecerse una línea de investigación nueva que la relacione con el marketing y la comunicación empresarial.

Lo que me preocupa, lo que me preocupa de veras, es que una compañía multinacional haya reaccionado ante lo que, sin duda, es una percepción distorsionda de la realidad. El logotipo de Amazon no representa a Hitler, y es necesario hacer un buen esfuerzo para llegar a ver la similitud. Puedo aceptarlo como meme humorístico, pero no como algo por lo que una empresa tenga que reaccionar cambiando el logo, y quién sabe si incluso teniendo que pedir disculpas.

La IA de YouTube detectó odio en una conversación sobre ajedrez, algunos ojos vieron a Hitler en el logotipo de Amazon y yo veo… veo que en la legítima persecución de contenidos no aceptables, el exceso de celo y la pérdida de perspectiva provoca situaciones absurdas. Y ahora, antes de irme a dormir, me voy a tomar un ColaCao, no sin cierto miedo de que Pol Pot se me aparezca en los grumitos. Claro que, de ocurrir, sé que la culpa será de mi cerebro y de la pareidolia, no de Idilia Foods, y no se me pasará por la cabeza contactar con ellos para que cambien su receta… porque el problema no está en los grumitos.

La entrada El logotipo de Amazon y los vídeos de ajedrez: ¿qué está pasando? es original de MuyComputer