Brave Search: el navegador prepara su propio buscador

Brave ha anunciado la adquisición de Tailcat, un motor de búsqueda que se integrará en el navegador bajo el original nombre de Brave Search y con el que los de Brendan Eich (creador de JavaScript, cofundador de Mozilla y fundador de Brave) pretenden ofrecer un servicio cien por cien independiente, más allá de las garras de las grandes tecnológicas; de calidad y respetuoso con la privacidad del usuario.

Según explican en el comunicado oficial, Tailcat se convertirá en Brave Search como «la primera alternativa independiente de la industria que preserva la privacidad«, todo frente a una competencia que no aprieta mucho con la excepción de Google Chrome y Google Search, cuya cuota de mercado fluctúa actualmente en torno al 70% y el 92% respectivamente, de acuerdo a los datos que ofrecen.

Por el contrario, Brave es una hormiguita que, no obstante, sigue creciendo de manera constante. Un crecimiento «sin precedentes» en palabras de la compañía, que ya ha alcanzado más de 25 millones de usuarios en todo en mundo. Con la introducción de Brave Search pretenden afianzar e impulsar ese crecimiento incidiendo en el mayor valor de su navegador y servicios: un escrupuloso respeto por la privacidad del usuario.

Tal y como lo detallan, Brave Search está siendo desarrollado con los mismos principios:

  • Búsqueda privada que no rastrea ni crea perfiles de usuario.
  • Búsqueda al servicio del usuario, y no de la industria de la publicidad.
  • Búsqueda sustentada con publicidad que no afecte a la privacidad, pero también con la opción de pagar y eliminar los anuncios.
  • Búsqueda con resultados de calidad, mejorada con la aportación anónima de la comunidad.
  • Búsqueda transparente, sin algoritmos secretos que sesguen los resultados o apliquen censura.
  • Búsqueda perfecta, integrada en el navegador sin comprometer la privacidad en ningún caso.

Todo esto lo dicen los responsables de Brave Search, cabe aclarar. Se apoyan en el hecho de que, supuestamente, el motor de búsqueda se desarrollará como software de código abierto a las colaboraciones de terceros y, como tal, se permitirá su uso por terceras partes.

La pregunta que mucha gente se podrá hace ante este anuncio es, ¿pero no hay ya suficientes servicios de búsqueda privada en el mercado? ¿Por qué no usar una de las ya existentes? Y la respuesta es, como se indica en el comunicado, que en realidad no hay casi ninguna realmente independiente. De las más conocidas, por ejemplo DuckDuckGo pero también otras, todas se basan en los servicios de gigantes como Google o Microsoft, pero las anonimizan para sus usuarios.

Y ni siquiera así consiguen ofrecer el nivel de calidad de servicio de Google o Microsoft, de ahí que Brave Search pueda ser un punto de inflexión si es que cumple con todo lo que están prometiendo: no solo será privado, sino que será verdaderamente independiente.

Falta por ver la calidad que ofrece, porque este es el aspecto más crítico de toda la operación: Google no es el mejor solo porque llegó hace mucho, sino por la ingente inversión que ha realizado y realiza la compañía en su división de búsqueda, para la que trabajan más de 60.000 personas.

Si te interesa ser uno de los primeros en probar Brave Search, puedes apuntarte a la lista de espera en esta página.

La entrada Brave Search: el navegador prepara su propio buscador es original de MuyComputer