Cinco claves para dar una segunda vida a tu PC sin gastar mucho dinero

Dar una segunda vida a tu PC sin tener que gastar mucho dinero puede parecerte complicado, sobre todo si quieres utilizarlo principalmente para jugar, ya que, con la situación actual que vive el sector de las tarjetas gráficas, los precios se han disparado incluso en el mercado de segunda mano.

Soy consciente de que la situación que vivimos a día de hoy no es la mejor para plantearse renovar, o montar, un nuevo PC, pero esto no quiere decir que no puedas afrontar, con garantías, una actualización para dar una segunda vida a tu PC. Solo tienes que saber por dónde empezar, qué componentes deberías plantearte actualizar en función de tus necesidades, y de tu presupuesto, y qué precios son aceptables.

Con este artículo, quiero compartir contigo cinco claves que te ayudarán a cumplir ese objetivo de dar una segunda vida a tu PC sin tener que gastar una gran cantidad de dinero. Antes de empezar, ten en cuenta que hay actualizaciones que son, por sí mismas, imposibles, salvo que afrontemos una renovación completa. Así, por ejemplo, si tienes un equipo muy antiguo y quieres poder jugar a juegos actuales, es muy probable que tengas que acabar cambiando el PC por completo.

Para que esta guía os resulte de utilidad, nos vamos a centrar en actualizaciones que tienen sentido y que, por tanto, son perfectamente razonables (y viables). Con todo, si tenéis alguna duda podéis dejarla en los comentarios, y prometo ayudaros en lo que pueda. Ahora sí, poneos cómodos que empezamos.

dar una segunda vida a tu pc

1.-Piensa en el presupuesto que tienes para dar una segunda vida a tu PC

Lo primero que debes tener en cuenta es tu presupuesto. No me interpretéis mal, todos sabemos de cuánto dinero disponemos, no me refiero a la cantidad en bruto, sino lo que podríamos hacer con él. Os lo explico con una serie de ejemplos:

  • Si tienes un presupuesto de 50 euros podrás aspirar a una actualización mínima, aunque puede ser suficiente para dar un soplo de aire fresco a equipos antiguos que todavía son perfectamente funcionales.
  • Con un presupuesto de 100 euros podrás hacer muchas más cosas. En general, este es el mínimo para aspirar, de verdad, a dar una segunda vida a tu PC, ya que será suficiente para hacer varias cosas importantes, como ampliar la RAM y montar un SSD, por ejemplo.
  • Si tienes un presupuesto de 200 euros dispones de margen más que suficiente para llevar a cabo una buena actualización, y podrás dar una segunda vida a tu PC de una manera mucho más completa, y óptima. Podrás, por ejemplo, actualizar el procesador, ampliar la RAM, montar un SSD y, en algunos casos, incluso montar una tarjeta gráfica económica (sí, todavía hay algunas opciones).

En caso de que tengas un presupuesto inferior a los 50 euros, quizá deberías plantearte ahorrar un poco más antes de lanzarte a renovar los componentes de tu PC, ya que una actualización parcial, o muy limitada, no te permitirá disfrutar de un impacto realmente grande en términos de rendimiento, salvo en casos muy concretos.

dar una segunda vida a tu pc

2.-Con el presupuesto claro, plantéate de forma clara tus necesidades y lo que quieres hacer

Ya sabes de cuánto dinero dispones para dar una segunda vida a tu PC, ahora tienes que decidir cómo deberías invertirlo, y para ello es fundamental que tengas claro qué tipo de uso le quieres dar al equipo. Esto determinará por dónde deberías centrar las actualizaciones, es decir, qué componentes deberías priorizar.

De nuevo, vamos a explicar este punto con tres ejemplos tipo ya que es, sin duda, la manera más sencilla, rápida y fácil de entenderlo:

  • Si quieres utilizar el PC para tareas de ofimática, navegación web y multimedia, deberás priorizar la instalación de un SSD, si no tienes uno todavía, la memoria RAM y en caso de que sea necesario, el procesador.
  • Por contra, si vas a utilizar tu equipo para jugar, lo principal es actualizar la tarjeta gráfica, el procesador y la RAM. Estos dos últimos podrían cambiar de orden de prioridad si tienes menos de 6 GB de RAM.
  • En caso de que quieras utilizar tu equipo para realizar tareas que a medio camino entre los dos puntos anteriores, es decir, para ofimática, multimedia, navegación web y juegos no muy exigentes, el orden de prioridad cambiaría, y dejaría al SSD y a la tarjeta gráfica en primer lugar.

dar una segunda vida a tu pc

3.-Ten en cuenta la base de la que partes: No podrás dar una segunda vida a tu PC si utilizas una configuración muy antigua

Hay equipos que, por mucho que queramos, no pueden tener una segunda vida, al menos no en el sentido estricto de la expresión, ya que tienen muchos años encima y ya solo sirven como sistemas de tipo «legado» o «retro», como queráis llamarlos.

Para dar una segunda vida a tu PC, es importantísimo que tengas clara la base de la que partes, es decir, la configuración que tienes actualmente y sus posibles limitaciones. Esto te permitirá identificar qué deberías actualizar primero y qué no, y qué componentes irán bien en tu PC y cuáles no.

Es un tema que, por desgracia, resulta muy complicado por su amplitud, ya que existen innumerables configuraciones de PCs a día de hoy, pero quiero compartir con vosotros un guion que os servirá como referencia para tener claras una serie de pautas fundamentales.

  1. Placa base: identifica el modelo, los procesadores que soporta y las posibilidades de expansión que te ofrece. Así evitarás, por ejemplo, comprar un procesador no compatible.
  2. Memoria RAM: ten claro cuánta tienes, si está ocupando todas las ranuras disponibles, y de qué tipo es (DDR3, DDR4, …), así como sus especificaciones. Si tienes 4 GB de RAM, es suficiente para un PC centrado en ofimática básica y multimedia, pero para jugar el mínimo recomendable son 8 GB.
  3. Procesador: es necesario que tengas claro también qué modelo utilizas, y sus especificaciones (núcleos, frecuencia, generación, étc). Por ejemplo, un Core i3 2100, que tiene 2 núcleos y 4 hilos, sería suficiente para ofimática, multimedia y juegos no muy exigentes, pero para jugar de forma aceptable a títulos más actuales necesitaríamos cuatro núcleos físicos (Core i5 serie 2000, por ejemplo). Un Ryzen 3 1200 todavía da mucho juego a día de hoy.
  4. Almacenamiento: saber cuánto almacenamiento tenemos es importante, pero también es necesario que sepamos el tipo de unidades que utilizamos (SSD, HDD, SSHD, …), el estándar que usan (SATA, PCIE, étc) y su rendimiento. Si ya tenemos un SSD con capacidad suficiente para cubrir nuestras necesidades básicas, no tendríamos que comprar otro.
  5. Otras cosas a tener en cuenta: además de la compatibilidad de nuestro equipo con diferentes conectores y estándares (por ejemplo, si tenemos ranuras M.2 o estamos limitados a SATA para instalar un SSD), debemos valorar si nuestra fuente de alimentación tiene la potencia necesaria, y los conectores, para poder mover de forma óptima el nuevo hardware que pensamos instalar. No menos importante es el tema del espacio en el chasis, es decir, debemos comprobar que ese nuevo hardware entrará sin problemas en nuestro equipo.

dar una segunda vida a tu pc

4.-Prioriza el mercado de segunda mano y no tengas prisa

Las prisas son malas, casi siempre. Para dar una segunda vida a tu PC por poco dinero es muy recomendable que priorices el mercado de segunda mano. Ciertos componentes, como los procesadores y la memoria RAM, se pueden encontrar a precios muy atractivos, y salvo casos concretos, suelen tener todavía una larga vida útil por delante.

Comprar tarjetas gráficas y unidades de almacenamiento de segunda mano ya es más arriesgado, pero puede merecer la pena en ciertos casos, sobre todo si podemos probar antes de comprar. Hay una gran cantidad de plataformas de segunda mano donde podemos buscar componentes a precios interesantes, así que os recomiendo que, una vez que tengáis claros qué componentes vais a comprar, empecéis una búsqueda priorizando el que más os urja, pero sin dejaros llevar por las prisas, ya que puede que acabéis pagando precios inaceptables.

Si tienes dudas sobre cuál es el precio justo de un componente de segunda mano, te recomiendo que valores las siguientes claves:

  • El precio de venta que tuvo cuando llegó al mercado.
  • Cuánto tiempo ha pasado desde entonces.
  • El tiempo de uso que ha recibido el modelo que vas a comprar.
  • Los precios medios que ofrecen otros vendedores, y que parecen razonables.
  • Compara entre plataformas para tener una información base más fiable.

No tengas miedo a negociar con el vendedor. Al final, en la mayoría de los casos es posible conseguir un precio aceptable para ambas partes, y el diálogo no es complicado cuando se mantiene una compostura, y una educación, mínima.

dar una segunda vida a tu pc

5.-No busques lo imposible: Recomendaciones concretas

A todos nos gustaría encontrar componentes de segunda mano al precio que consideramos justo, pero esto no siempre ocurre. Si un precio no te parece bueno, pero te resulta aceptable, y llevas un tiempo esperando, no «busques lo imposible», y plantéate si no te compensaría más aceptar que seguir esperando.

Por otro lado, debes ser consciente de que ahora mismo los precios de las tarjetas gráficas de segunda mano están muy elevados, y que la situación no va a cambiar a corto plazo. Modelos que antes estaban disponibles por 50 euros, como la GTX 660, ahora se han disparado y han llegado, en algunos casos, a superar la barrera de los 100 euros. Si puedes seguir utilizando tu tarjeta gráfica, esperar es tu mejor opción ahora mismo. En caso de que no sea así porque tienes un modelo muy antiguo o muy poco potente (una GT 710 o una Radeon HD 6450, por ejemplo), sigue estos consejos:

  • Busca modelos que no rinden bien en minado de criptodivisas, o que directamente no sirven para ello, como las GTX 660 y GTX 760 de NVIDIA, y las Radeon HD 7800 con 2 GB y RX 460 con 2 GB de memoria, ya que es relativamente fácil encontrarlas en la franja que va de los 50 a los 100 euros.
  • Lo ideal es intentar no pagar más de 75 euros por esos modelos. Puedes llegar a los 100 euros en caso de urgencia, pero pasar de ahí es tirar el dinero, y obviamente no te lo recomiendo.
  • Si tu fuente de alimentación es muy floja y no dispone de conector de alimentación adicional, lo más inteligente es buscar una GTX 750-GTX 750 Ti que, con suerte, también podrás encontrar por menos de 100 euros.

Antes de terminar quiero compartir con vosotros algunos ejemplos tipo de actualizaciones básicas para dar una segunda vida a tu PC siguiendo todas las claves que hemos ido viendo. Mi objetivo es, una vez más, que os sirva como guion para adaptarlo a vuestra situación, a vuestra realidad.

  1. Presupuesto de 50 euros: un PC equipado con un Core 2 Duo, 4 GB de RAM y un HDD de 250 GB podría tener una segunda vida comprando un Core 2 Quad Q6600, que ronda los 8-12 euros, ampliando la RAM a 8 GB por unos 15-20 euros, y dedicar el resto a adquirir un SSD de 120 GB por unos 20 euros (nuevo). En el mejor de los casos, habríamos gastado 43 euros.
  2. Presupuesto de 100 euros: este presupuesto es bastante más interesante a la hora de dar una segunda vida a tu PC. Vamos a aplicarlo sobre otra configuración distinta, un AMD FX 8350 con 6 GB de RAM, un HDD de 500 GB y una Radeon HD 6670. Si quisiéramos ampliarlo para jugar, lo ideal sería invertir el máximo presupuesto posible en adquirir una nueva tarjeta gráfica, y dedicar una pequeña parte a ampliar la memoria hasta los 8 GB. Las GTX 660-Radeon HD 7850 serían buenas opciones.
  3. Presupuesto de 200 euros: con esto ya tenemos una cantidad muy generosa, y podemos plantearnos una actualización notable, siempre teniendo en cuenta lo que hemos dicho del mercado de tarjetas gráficas de segunda mano. Para dar una segunda vida a tu PC con ese presupuesto, podrías cambiar procesador, ampliar memoria, añadir un SSD y hasta cambiar la tarjeta gráfica si tienes un modelo muy antiguo. Por ejemplo, un equipo basado en un Ryzen 3 1200, 8 GB de RAM DDR4, un HDD de 1 TB y una tarjeta gráfica Radeon RX 470 o GTX 970, lo ideal sería o cambiar la gráfica, ya que no vamos a encontrar nada mejor a un precio razonable. Deberíamos destinar el presupuesto a actualizar el procesador y a montar un SSD. Así, por ejemplo, podríamos optar por un Ryzen 3 3100, que ronda los 65-80 euros de segunda mano, y añadir un SSD para instalar nuestros juegos favoritos y olvidarnos de los largos tiempos de carga.

La entrada Cinco claves para dar una segunda vida a tu PC sin gastar mucho dinero es original de MuyComputer