Apple prepara una consola híbrida con trazado de rayos y GPU propia

Apple es consciente de la importancia que tiene el sector de los videojuegos, y de la enorme cantidad de dinero que este mueve cada año a nivel internacional. Por ello, no es extraño que los videojuegos ocupen un lugar importante en la App Store, y tampoco nos sorprende que la compañía de la manzana apostase, en su momento, por Apple Arcade.

Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que Apple ha sabido reforzar su apuesta por el mundo de los videojuegos, pero la verdad es que, en el fondo, la compañía de la manzana tiene una «espinita clavada» desde que llegó al mercado, allá por 1995, la Apple Pippin, la primera y única consola que el gigante de Cupertino ha lanzado hasta el momento, y uno de sus mayores fracasos en la industria del hardware.

La Apple Pippin quiso ser una consola única, y lo cierto es que lo logró, pero en el peor sentido posible, ya que se convirtió en una de las peores videoconsolas de la historia. Desde entonces, la compañía se ha limitado a apostar por los videojuegos centrándose en el software y en los servicios, una situación que, según un interesante rumor, podría cambiar en algún momento, ya que Apple estaría trabajando, en teoría, en su propia consola.

Apple Arcade

Apple seguiría el enfoque de Nintendo Switch, pero con mayor potencia

Esa es la dirección en la que apunta este rumor, que dice claramente que la compañía que dirige Tim Cook quiere partir de un diseño híbrido que permitiría utilizar su nueva consola tanto de forma portátil como en un dock con conexiones diversas. La idea es la misma que ha utilizado la gran N en Nintendo Switch, así que  no, no es nada innovador.

Sin embargo, esta consola sería mucho más potente que su rival de Nintendo, ya que montaría un nuevo SoC Apple serie M que contaría con una GPU de alto rendimiento, y que podría estar preparada, incluso, para trabajar con trazado de rayos. Es interesante, pero creo que suena demasiado bien para ser verdad. Dar forma a una GPU capaz de trabajar con trazado de rayos de forma aceptable y de integrarse en una consola portátil, con las limitaciones que esta implica tanto por formato como por cuestiones de consumo y de temperatura, me parece casi una quimera.

Con todo, la posibilidad de que Apple lance una consola sí que me resulta totalmente creíble, principalmente porque será un movimiento natural con el que la compañía podría potenciar su plataforma Apple Arcade, diversificar un poco más sus áreas de negocio y dar un impulso a sus ingresos derivados tanto de la venta de software como a aquellos que provienen de la venta de hardware.

La entrada Apple prepara una consola híbrida con trazado de rayos y GPU propia es original de MuyComputer