Microsoft prueba sistemas para reducir la reventa de Xbox Series

El mercado de la reventa de Xbox Series y PlayStation 5 se ha convertido en un problema mayor para todos aquellos usuarios que desean adquirir una consola de la nueva generación, pero que no pueden hacerlo por la escasez de las mismas. Una parte del problema es, indudablemente, la limitada capacidad de producción de los fabricantes, pero el problema se intensifica por la compra masiva de consolas nuevas por personas que, posteriormente, las ponen a la venta por un precio sustancialmente superior al de partida, es decir, al marcado por los fabricantes.

Ni Microsoft ni Sony están satisfechas con esta situación, pues al final puede que no repercuta en las ventas de consolas, pero sí en las de juegos (recordemos que todas las unidades almacenadas a la espera de compradoras se traducen en menos ventas de juegos y suscripciones a los servicios online de ambas plataformas) y en una cierta decepción por parte de los usuarios, que puede incluso llegar a traducirse en que desistan de comprar una Xbox Series o una PlayStation 5 e inviertan el dinero que iba a dedicar a la misma a algún otro fin.

Para intentar mitigar esta situación, Microsoft acaba de anunciar, a través de su cuenta de Twitter, una interesante iniciativa, mediante la cual los miembros del programa Xbox Insiders que actualmente cuentan con una Xbox One podrán optar a una reserva para dar el salto a la nueva generación.

De momento este programa se encuentra en fase piloto, solo está disponible para insiders de Estados Unidos, y la inscripción al mismo no garantiza la obtención de una reserva para una Xbox Series. Esto, por supuesto, es comprensible, pues Microsoft tendrá que comprobar el nivel de demanda por los insiders. No obstante, cabe esperar que si la experiencia es exitosa, Microsoft la extienda a otras geografías, permitiendo así que los usuarios de la anterior generación puedan dar el salto a Xbox Series.

Hace ya unos meses hablamos de las mentiras de los revendedores, que no contentos con su especulación salvaje, además pretenden tomar el pelo a la gente haciéndose pasar por benefactores agentes sociales, una argumentación tan pueril que su simple formulación ya es una falta de respeto para cualquier persona que la lea. Especulación y reventa han ido asociadas a Xbox Series y PlayStation 5 desde su llegada al mercado, y no hay visos de que esta situación se solucione a corto plazo.

Esto también es negativo, como indicaba antes, para Microsoft y Sony, puesto que las unidades de Xbox Series y PlayStation 5 guardadas en trasteros y almacenes no se traducen en ni en ventas de juegos ni en suscripciones a los servicios ofrecidos por ambas empresas. Así, combatir la reventa no solo es positivo para los usuarios, también repercute positivamente en las cuentas de Microsoft, Sony y desarrolladoras y distribuidoras de juegos. Varios colectivos que, a día de hoy, siguen sufriendo las consecuencias de la lacra de los revendedores.

La entrada Microsoft prueba sistemas para reducir la reventa de Xbox Series es original de MuyComputer