El Netflix de videojuegos quizá sea pronto una realidad literal

Casi tan pronto como apareció Netflix, se empezó a hablar del Netflix de videojuegos, como denominador común para servicios de juego en la nube. Y es que esto es algo a lo que llevamos más de dos décadas dándole vueltas. G-cluster empezó a trabajar en ello el año 2000, y desde entonces hemos visto varios intentos de avanzar en este modelo de negocio, entre ellos el fallido pero muy recordado OnLive, que ya en 2005 nos hizo soñar con la posibilidad de jugar en la nube.

A día de hoy, son varios los servicios que reciben el apelativo genérico de Netflix de videojuegos, y en base a su modelo de funcionamiento, los que más encajan son Microsoft Xbox Game Pass Ultimate y Google Stadia Pro. En ambos, con una suscripción mensual, puedes acceder a un catálogo de juegos que no tendrás que instalar en tu PC, sino que podrás jugarlos directamente desde la nube, es decir, lo mismo que te ofrece Netflix: poder ver su catálogo de películas y series sin tener que bajarlos previamente.

Este modelo resulta especialmente práctico en estos tiempos, en los que las conexiones de alta velocidad ya se han popularizado en gran parte del mundo, y contamos con más dispositivos (y más heterogéneos) que nunca. En muchos lugares, España sin ir más lejos, OnLive parecía tan interesante como irreal, teniendo en cuenta la velocidad de las conexiones que teníamos en muchos de nuestros hogares. Caray, incluso Netflix se nos antojaba complicado. Un Netflix de videojuegos era, en aquel momento, un brindis al sol.

Y sin embargo, a día de hoy es una realidad, con Google trabajando para encontrar su vía de negocio, y Microsoft xCloud a punto de llegar a nuestros navegadores, y aunque ambos servicios ya son bastante conocidos, todavía hay muchas personas que recurren a definirlos como Netflix de videojuegos… y parece que Netflix se ha cansado. O, bueno, más que cansarse, digamos que ha decidido sacarle partido a un concepto tan arraigado y que todavía no ha podido explotar de ninguna manera.

El Netflix de videojuegos quizá sea pronto una realidad literal

Y es que, según podemos leer en The Information, la compañía fundada por Reed Hastings se encuentra actualmente buscando un nuevo ejecutivo que se encargaría de supervisar su expansión al campo de los videojuegos, y para ello llevaría ya algunas semanas tanteando a perfiles de gran prestigio en el sector. No se citan nombres concretos, pero es indudable que la lista de contactos de la compañía estará llena de primeras espadas, de cara a crear, finalmente, un Netflix de videojuegos, que en esta ocasión sí que será de Netflix.

Aunque esto todavía puede evolucionar en muchas direcciones, tiene bastante sentido pensar que sus planes pasarán por un servicio de suscripción similar al que ya ofrecen con el contenido audiovisual pero, claro, centrado en los videojuegos. Aunque es un sector complicado, es cierto que la compañía podría sacarle partido a su enorme base de usuarios. También podría explorar la venta de juegos, como hace actualmente Stadia, e incluso podría plantear un modelo de suscripción combinada, con acceso tanto al Netflix de videojuegos como al de películas y series. De momento es imposible conocer sus planes, pero suena muy interesante.

La entrada El Netflix de videojuegos quizá sea pronto una realidad literal es original de MuyComputer