Mentiras sobre el Wi-Fi: Cinco cosas que debes saber

Las mentiras sobre el Wi-Fi han vivido periodos de gran auge. Recuerdo que, cuando este tipo de conexión a Internet se empezó a popularizar en España, no tardaron en salir detractores que esgrimían argumentos tan variados, como ridículos, para intentar «demonizar» a una tecnología que, en realidad, se ha convertido en uno de los pilares de nuestra sociedad.

Muchos tenemos claro qué es, cómo funciona y qué ofrece, pero otros todavía siguen creyendo en esas mentiras sobre el Wi-Fi que tanto daño han hecho, y que tanto mal siguen haciendo a día de hoy. Por ello, hemos decidido dar forma a este artículo, donde os vamos a contar cinco mentiras sobre el Wi-Fi que todavía siguen de planea actualidad, y que tenemos que superar de una vez.

Como siempre, adoptamos un enfoque sencillo, claro y directo, para que todos nuestros lectores, incluso aquellos con menos experiencia, puedan entenderlo y sacarle partido. Con todo, si os queda cualquier duda después de leerlo, podéis dejarla en los comentarios, y estaremos encantados de ayudaros a resolverla. Ahora sí, empezamos.

1.-Mentiras sobre el Wi-Fi: Es malísimo para la salud, y produce enfermedades

Por increíble que parezca todavía hay mucha gente que se sigue creyendo esto. A día de hoy el Wi-Fi está tan extendido que casi podríamos decir que es más fácil encontrar un lugar donde nos den sus ondas que uno en el que no nos lleguen. ¿Creéis que exagero? Piensa en todos los lugares donde hay Wi-Fi, y añade las zonas públicas.

Entes y organizaciones internacionales con una fiabilidad indiscutible han confirmado que el Wi-Fi es totalmente inocuo, y la explicación que dan es simple: sus ondas electromagnéticas tienen unas longitudes de onda muy altas, y una baja carga energética. No tienes nada que temer.

Mentiras sobre el Wi-Fi

2.-Mentiras sobre el Wi-Fi: Es demasiado lento y poco fiable

Esta es otra de las mentiras sobre el Wi-Fi que más sigo escuchando en mi día a día. Muchos siguen creyendo que esta tecnología es terriblemente lenta, inestable e insegura, y que por tanto es mejor intentar tener todo conectado por cable.

A ver, es cierto que una conexión Wi-Fi 4 no será tan rápida como una cableada si utilizamos una conexión de fibra óptima de alta velocidad, pero esto no quiere decir que dicha conexión inalámbrica tenga que ser mala. No debemos olvidarnos, además, de que el estándar Wi-Fi 5 ha marcado un salto importante, y que ofrece velocidades muy elevadas y una elevada estabilidad, siempre que nos mantengamos en distancias razonables.

El Wi-Fi 5 opera, además, en la banda de 5 GHz, lo que significa que no está afectado por tantas interferencias como el estándar Wi-Fi 4, que opera en la banda de 2,4 GHz. En muchos casos, este tipo de quejas vienen de personas que no conocen las limitaciones de una red Wi-Fi, y que no la utilizan correctamente, o que no la tienen bien configurada.

Mentiras sobre el Wi-Fi

3.-Mentiras sobre el Wi-Fi: El router es el culpable de todo

Algo que, la verdad, me hace mucha gracia. Otra de las mentiras sobre el Wi-Fi que más repiten a día de hoy es decir que el router siempre tiene la culpa de todo. ¿El Wi-Fi va lento? La culpa es del router. ¿La conexión Wi-Fi va a saltos? El router, el router. ¿No llega el Wi-Fi a la otra punta de la casa? Toda la culpa es del router. ¿Se han quemado las lentejas? Mira al router.

Bromas aparte, el router puede ser, en ocasiones, el culpable de que una conexión Wi-Fi no funcione bien, pero esto no tiene por qué ser así. Si tienes dudas sobre este tema, y quieres profundizar en él, te invito a que repases este artículo que publicamos no hace mucho. Estoy seguro de que te será de gran utilidad.

4.-Mentiras sobre el Wi-Fi: Puedes utilizar cualquier estándar sin problema

Es cierto que, con el paso del tiempo, han surgido numerosos estándares Wi-Fi que han ido desplazando a los anteriores, y que se ha ido manteniendo una retrocompatibilidad muy buena a pesar de todo. Sin embargo, esto no quiere decir que utilizar estándares obsoletos no pueda tener consecuencias negativas, de hecho ocurre todo lo contrario.

Así, si utilizamos al mismo tiempo dispositivos Wi-Fi 4 y Wi-Fi 5 conectados a una misma red inalámbrica, no pasará nada, pero si utilizamos estándares anteriores, como Wi-Fi 3, el rendimiento de nuestra conexión a Internet podría hundirse por completo. A día de hoy los dispositivos limitados a Wi-Fi 3 tienen una tasa de utilización casi nula, pero algunos coleccionistas tienen en su haber dispositivos limitados a Wi-Fi 3, como el iPhone 3G, por ejemplo, así que es bueno tenerlo claro.

Mentiras sobre el Wi-Fi

5.-Mentiras sobre el Wi-Fi: Tiene un alcance muy pobre

No es cierto, al menos no de la manera en la que se enfoca. El Wi-Fi tiene un alcance limitado, esto está claro, y pierde rendimiento y estabilidad con la distancia, pero esto no quiere decir que tenga un alcance muy pobre. El problema de esta mentira es que tendemos a pedir peras al olmo, a buscar lo imposible.

Para maximizar el alcance de nuestra conexión Wi-Fi debemos colocar el router en una posición óptima: ligeramente elevado, libre de obstáculos y de interferencias, y en una posición lo más céntrica posible. Obviamente, si colocamos el router rodeado de obstáculos, la conexión Wi-Fi tendrá un alcance muy reducido, y en cualquier caso tampoco podrá superar sus propias limitaciones.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

La entrada Mentiras sobre el Wi-Fi: Cinco cosas que debes saber es original de MuyComputer