Eero 6 de Amazon, análisis: una red mesh para gobernarlos a todos

El rendimiento de las redes inalámbricas ha ido mejorando considerablemente con el paso del tiempo y cada estándar supone un avance hacia un hogar conectado, pero sin cables. El producto que analizamos hoy aúna las dos últimas disrupciones relevantes del sector: las redes mesh y el WiFi 6.

No en vano, el acceso a Internet y la conectividad en el hogar se ha convertido en un elemento imprescindible tanto para el trabajo o el ocio. Todos tenemos en nuestras casas unos cuantos dispositivos que demandan una conexión estable y que continuamente interactúan con la red y entre ellos para proporcionarnos una gran experiencia de uso.

Sin embargo, todavía hay muchos usuarios que no prestan demasiada atención al dispositivo de dudosa estética y rendimiento que suelen “regalar” los operadores de Internet, sin percatarse que, precisamente el router, es uno de los puntos críticos del rendimiento y estabilidad de nuestra red.

Por fortuna, dispositivos como el Eero 6 que analizamos nos permite destinar el router “oficial” a una mera solución de acceso a la fibra y desplegar una infraestructura de red local a nuestro gusto, rápida, segura y estable. La diferencia, en la gran mayoría de casos, es apabullante.

Eero 6, características técnicas

  • Procesador de cuatro núcleos a 1,2 GHz, 512 MB de RAM, 4 GB de almacenamiento interno
  • 99,4 × 97 × 61,4 mm.
  • WiFi 6, doble banda 2:2 (802:11 ax)
  • Ancho de banda: hasta 500 Mbps
  • Seguridad hasta WP3
  • 2 puertos Ethernet , USB – C
  • Integración con Alexa, compatible con Apple Homekit

Un router que no parece un router

Aunque nos analistas de tecnología estamos muy acostumbrados a probar dispositivos cada poco tiempo, lo más probable es que un usuario compre un router cada 8 o 10 años, si es que no decide quedarse con “el de serie”. Por ello, el neófito se llevará una grata sorpresa al descubrir que el kit Eeero 6 se presenta en un cuidado embalaje y acompañado de una guía rápida que nos invita a instalar una aplicación en nuestro móvil para continuar.

En la caja encontraremos tres unidades de tamaño idéntico, diseño muy discreto y alimentación vía USB C. Una de ellas actúa de nodo principal y cuenta con dos puertos Ethernet (muy útil por si queremos instalar un switch y olvidar casi por completo el router de nuestro operador). Es una lástima que no hayan incluido un puerto Ethernet adicional en los satélites, algo que esperamos para futuras iteraciones del producto.

La instalación se ha simplificado al extremo: solo debemos conectar el nodo principal y ubicar los satélites donde consideremos: el sistema Eero 6 se comunica vía Bluetooth (para no depender de que tengamos la WiFi configurada) y se configura en menos de cinco minutos. Aquellos lectores con algunos años encima recordarán lo que suponía instalar una red inalámbrica alternativa con repetidores hace solo unos años.

Los parámetros por defecto del Eero 6 serán suficientes para un amplio espectro de usuarios, que podrán disfrutar de la nueva red en muy poco tiempo. Para el resto, la app (disponible para iOS y Android) ofrece amplias opciones de configuración en un entorno a años luz de las tediosas y enrevesadas interfaces web que caracterizan a muchos dispositivos de red. Una advertencia en este punto: los usuarios más avanzados o que necesiten configuraciones muy concretas pueden echar de menos opciones como discriminar a una sola banda o establecer prioridades manuales por aplicación o protocolo.

Una de las funciones más prácticas es la posibilidad de crear perfiles de usuario y asignar dispositivos. Por ejemplo, podemos tener un perfil para nuestro hijo, añadir sus dispositivos, y limitar el uso de la red a unas horas o unos días de la semana determinados, sin necesidad de software de terceros ni de tocar ninguna configuración.

Lo mejor es que una vez funcionando puedes controlar su estado en todo momento desde las aplicaciones móviles y olvidarte de ir cambiando de red WiFi en función de donde estés: Eero 6 genera una malla única de conectividad que los dispositivos identifican como una sola red, evitando los molestos «saltos» o cortes que ocurren cuando cambiamos de nuestra WiFi principal a la que genera un extensor o un sistema PLC.

Por otro lado, y viniendo de Amazon (que, en 2019, compró Eero), la integración con Alexa es impecable y permite controlar muchos aspectos de la red solo con la voz. Más espectacular que práctico, tiene más sentido cuánto más “conectado” sea nuestro hogar. Además, recientemente se ha anunciado la compatibilidad con el sistema Homekit de Apple, que llegará de forma gratuita vía actualización.

Rendimiento fantástico. Estabilidad superlativa.

Hemos probado el sistema Eeero 6 en un piso de 110 metros cuadrados, ubicando el nodo central en el comedor, cerca del televisor y cada uno de los satélites en un dormitorio separados por unos 8-9 metros de pasillos y tabiques.

Como suelo comentar en los análisis de este tipo de dispositivos, creo que tiene poco sentido realizar decenas de mediciones teniendo en cuenta que cada escenario es único, y que variables como la distancia, los materiales de construcción, las interferencias electromagnéticas o los dispositivos que conectamos pueden influir notablemente en los números que obtendríamos. Hablando de sistemas como este, es necesario destacar que, a diferencia de otros repetidores, no despliega una o varias redes de 2,4 o 5 GHz, sino que hace una única red y banda se selecciona en función del dispositivo. En un ecosistema con hardware moderno esto es una ventaja, pero podemos tener algún problema con dispositivos que solo funcionan sobre 2,4 GHz o que solo soportan estándares WiFi muy antiguos. No es lo habitual, pero es una posibilidad.

Así, prefiero comentar mi experiencia personal para que os hagáis una idea en función de vuestras circunstancias. De los 300 Mbits de fibra que me llegan a través de O2 obtengo la totalidad en el comedor (unos 25 metros cuadrados) y entre 250 y 100 Mbits en función del lugar de la casa donde realicemos el test. Más allá de velocidad, más que suficiente para mi uso personal, destaca la estabilidad de la conexión en todo momento, muy superior a la solución basada en PLC que tenía hasta ahora y que daba unos números similares. A priori, y en condiciones ideales, este sistema basado en WiFi 6 puede ofrecer hasta 500 Mbit/s.

En mi experiencia, el kit con nodo central y satélite puede ser suficiente para un piso de tamaño estándar, mientras que debemos ir a tres (o incluso más) si nuestra vivienda es individual o hay una gran distancia entre el nodo y los puntos más lejanos de conectividad. En todo caso, no hay dos pruebas iguales y no podréis comprobar el rendimiento exacto hasta que lo probéis en vuestro escenario de uso real (por esta razón, recomiendo adquirirlos en tiendas donde no tengamos problemas en caso de tener que devolverlos).

Conclusiones

El kit que hemos probado se vende por 299 euros e incluye el router más dos extensores. Está recomendado para estancias de hasta 460 m2 pero, como veis, conviene tener en cuenta que un piso o una casa está repleto de obstáculos que degradan el rendimiento WiFi teórico.

Comprar en Amazon

En cualquier caso, para un piso de tamaño normal puede ser suficiente con el kit de un router más un extensor que podemos comprar por 239 (algo menos en ofertas puntuales), unos números que van acorde con el rendimiento y la calidad que ofrece.

¿Merece la pena la inversión? Como siempre, depende de las circunstancias de cada uno. Si tu uso se limita a un equipo gaming conectado por Ethernet o apenas utilizas WiFi es evidente que no es un producto para ti, pero si se trata de dar un salto en la conectividad del hogar y proporcionar un WiFi de calidad en cualquier lugar de la casa y para cualquier dispositivo hay pocas opciones más cómodas y prácticas que una red con tecnología mesh. Desde mi punto de vista, una de las mejores opciones del mercado con el valor añadido de un software de calidad que, además, recibe continuas actualizaciones y mejoras.

Valoración final


8.8
NOTA

NOS GUSTA

Conexión rápida y estable
Diseño cuidado y discreto
Fácil de instalar, configurar y mantener

A MEJORAR

Puerto Ethernet solo en el nodo principal
No es barato

RESUMEN

Una de las formas más sencillas de desplegar una red inalámbrica de última tecnología en tu hogar, aprovechar al máximo tu conexión y proporcionar una excelente experiencia de uso en cualquier dispositivo.

Diseño y construcción10

Rendimiento9

Instalación y software9

Calidad/Precio7

La entrada Eero 6 de Amazon, análisis: una red mesh para gobernarlos a todos es original de MuyComputer