La comunidad de Twitch responde a los streams de piscinas

La semana pasada fue bastante intensa para Twitch, y es que en solo unos días pasó de desmonetizar parcialmente algunos canales, impidiendo que estos pudieran emplear el servicio de publicidad de la plataforma, a crear una categoría exclusiva para, precisamente, el tipo de contenido que se había visto castigado, días antes, por la retirada de la publicidad de dichos canales. Y enfatizo en este punto, la desmonetización solo fue parcial, las subs y los bits siguieron volando en el mundo de las piscinas, los flotadores de plátano y los primeros planos de porciones anatómicas muy concretas.

Hablo, ya lo sabrás, de los hot tubs, ese tipo de directos en los que una streamer (generalmente mujer, aunque también hay algunos hombres que ofrecen ese tipo de contenido), ataviada con un bikini, entra y sale de una pequeña piscina hinchable, en un contenido que, aunque Twitch ahora pretenda vender la moto de lo contrario, está totalmente sexualizado. Negarlo y decir que la sexualización está en el ojo de quien observa, es un argumento tan pueril que, francamente, no merece ni ser tenido en cuenta.

Tras, según afirma la plataforma, quejas por parte de los anunciantes, que no querían ver sus publicidades en dichos contenidos, Twitch bloqueo los anuncios en los canales de varias de estas streamers, con la popular Amouranth como cabeza de cartel. Parecía el fin de las piscinas hasta que, a finales de la semana pasada, la compañía dio marcha atrás afirmando taxativamente que permitía dicho tipo de contenidos, algo que oficializó no solo con un largo y cuestionable comunicado, sino creando una categoría específica de stream para este tipo de contenidos.

La comunidad de Twitch responde a los streams de piscinas

No profundizaré mucho en este punto, pues ya lo hice cuando se supo sobre esta nueva categoría. Solo diré que, a día de hoy, las normas de Twitch siguen prohibiendo «Contenido o enfoque de la cámara en los pechos, las nalgas o la región pélvica, incluidas las poses que resaltan deliberadamente estos elementos«. Precisamente el tipo de contenido que podemos encontrar habitualmente en los directos de piscinas, y basta con darse un rápido paseo por la categoría para comprobarlo.

Nada ha cambiado esta semana con respecto a la postura de Twitch, pero no podemos decir lo mismo del contenido que se agrupa bajo el epígrafe Pools, Hot Tubs, and Beaches. Y es que, si bien buena parte de los canales que encontramos al acceder a dicha  categoría es, exactamente, lo que cabe esperar, también podemos encontrar otros muchos directos que han decidido refugiarse bajo este paraguas para ofrecer sus variados contenidos, en una respuesta sorprendente. Es importante, eso sí, aclarar que parte de ellos en realidad no emiten en directo, sino que emiten vídeos en bucle.

Los mejores canales de piscinas de Twitch

Mi favorito, por el momento, es el canal MarineMammalRescue, en el que el chapuzón se lo están dando varias nutrias, a las que sin duda vemos disfrutar del baño de una manera bastante más sincera que no pocas de las streamers que han montado una piscina hinchable en su dormitorio. Como persona a la que le gusta la naturaleza, reconozco que he disfrutado bastante con este canal… las nutrias son adorables.

La comunidad de Twitch responde a los streams de piscinas

En ese mismo estilo, también me ha cautivado Wazahhh05, si bien en este caso no se trata de un canal en directo, sino que reproduce vídeos junto a una música de lo más relajante, y que además destina la recaudación del canal al cuidado de los animales.

Sin alejarnos del reino animal, otro canal de Twitch que se ha sumado a la categoría de piscinas es WildlifeCam. Si bien en este caso no encontraremos animales marinos, sino ardillas junto a una Barbie metida en una pequeña piscina junto a refugios y comederos para las adorables ardillas justifica la inclusión del directo en la nueva categoría.

¿No conoces a Pancho? Pues debes saber que se trata de una adorable tortuga (ninja, según el creador del canal) a la que, a través de Alewences, podemos ver en su día a día. Hace un rato la he visto comer y entiendo que para muchas personas puede resultar tedioso, pero a mí me ha entretenido y relajado, tanto como para que esté empezando a ver la nueva categoría de Twitch con otros ojos.

Spinigotilla es, probablemente, el que menos durará en este grupo, y probablemente en la plataforma, por dos razones. La primera es que su contenido no es en directo, sino varios vídeos de gorilas girando sobre si mismos (uno de ellos, sí, dentro de una piscina hinchable) y la segunda, que probablemente sea la que acabe rápidamente con él, emplea música protegida por copyright. Aún así merece la pena ver, por un minuto, al gorila girando en la piscina al ritmo de Maniac, de Michael Sembello. No diré que el primate se parezca a Jennifer Beals, pero por lo demás sí que podría pasar por un remake animal de Flashdance.

¿Un gato dándose un baño y Blinding Lights de The Weeknd en versión de maullidos? Maravillo o aterrador, va en gustos, pero encaja como un guante en la nueva categoría de Twitch. Esa fantasía se encuentra en el canal HotTub_Cat (sí, no podía llamarse de otra manera). Por cierto, no me hago responsable si pasas más tiempo del debido en ese canal y acabas con dolor de cabeza.

La comunidad de Twitch responde a los streams de piscinas

Abandonando el mundo animal (aunque no por mucho) nos encontramos con canales como el de LoisDeFazouro, un presunto gallego (lo he deducido por su acento, claro) un tanto escatológico y que, para poder encajar en la nueva categoría de Twitch, se ha encajado previamente a sí mismo en un inodoro (virtual, no temas), desde el que… bueno, pues hace cosas que tampoco sabría definir. Lo he visto reaccionar a vídeos, pero por su aspecto no descarto que esté entrenando para ser Gandalf el gris.

¿Piensas que los cánones normativos de belleza colonizan la oferta de ocio de las plataformas? Entonces Guziecpumba te hará cambiar de opinión. En él encontrarás a un osado polaco, cargado sin duda de mucho sentido del humor, que desde hace varios días comparte diariamente su baño en su piscina hinchable. No recomendable si vienes directamente de Instagram, pues el contraste puede tener efectos secundarios.

Para aquellos que, por una moral férreamente cristiana, los hot tube de Twitch sean algo vetado, se sorprenderán al saber que hay quienes se han atrevido a llevar tanto a Jesucristo como a la Virgen María a sendos jacuzzis (todo absolutamente casto, por supuesto, en caso contrario, por respeto, no haría referencia a ellos aquí), desde los que pretenden aportar una nueva dimensión espiritual al este tipo de contenido en Twitch. La música de fondo de ambos canales es, por cierto, celestialmente relajante.

Hasta ahora los hot tubs que hemos visto eran, o de animales o de una sola persona, pero nada prohíbe que sean varios los protagonistas, ¿verdad? El visionario creador del canal DontCagePlebs se ha dado cuenta de esa oportunidad, vacío legal o como quieras llamarlo y ha concentrado en un mismo jacuzzi a nada menos que cinco stormtroopers que, al ritmo de la música que podíamos escuchar en las cantinas que poblaban el universo de La Guerra de las Galaxias, se dan un relajante baño para recuperarse de un duro día de trabajo combatiendo a los rebeldes.

Twitch, con la creación de esta nueva categoría, ha dado carta blanca a los streamers para que exploren todas sus posibilidades. Y sí, soy consciente de que el uso de esta categoría en muchos directos ha generado bastantes suspicacias, tal y como planteaba Miriam y Anaïs, dos amigas y streamers hace unos días en Twitter:

Y sí, estoy de acuerdo con ellas en que, seguramente, muchas personas estarán utilizando la nueva categoría de Twitch para mejorar sus números de viewers, suscriptores, donaciones, etcétera. Sin embargo yo no culpo a esos streamers de esta circunstancia. A quien responsabilizo, sin el menor ápice de duda, es a Twitch, que ha demostrado muy poco respeto por sus propias normas, creando una nueva categoría que, al menos a corto plazo, seguramente se mantendrá entre las más vistas en la plataforma, al ofrecer un contenido que, repito, no encaja en sus propias normas.

Estoy totalmente de acuerdo con Miriam en el uso torticero que, con toda probabilidad, estarán haciendo algunas personas de la nueva categoría de Twitch, y con Anaïs cuando plantea que los números pueden obrar como palanca de cambio en muchos canales. Sin embargo, creo que es interesante que se generen contenidos que permitan poblarla, al tiempo que se salen de lo que todo el mundo esperaría encontrar en ella. Un grupo de nutrias en un refugio no solo me parece una emisión particularmente bonita, sino también una divertida manera de contraprogramar algo que, para muchos, no debería estar en Twitch.

Personalmente, diré que lo mejor que me han aportado las piscinas de Twitch, una vez categorizadas, son algunos de los canales de naturaleza que he mencionado antes, particularmente los dos primeros, que ya se encuentran en mi lista de canales seguidos.

La entrada La comunidad de Twitch responde a los streams de piscinas es original de MuyComputer