Firefox implementará la especificación de Chrome para las extensiones, pero sin afectar a los bloqueadores

Hace años que se habla de Manifest V3, la tercera versión de la especificación para desarrollar extensiones para Chrome, cuyo cambio más comentado no ha sido las mejoras que Google implementase en favor de la privacidad, sino el perjuicio que supone para determinadas extensiones, muy especialmente a los bloqueadores de publicidad.

Como en otros tantos de los movimientos que hace el gigante de Internet con respecto a las tecnologías que introduce en su navegador Chrome, las críticas no sirvieron de mucho y la compañía siguió adelante con la implementación de Manifest V3, aun cuando el resto de derivados de Chromium tardaron poco en desligarse de la decisión.

Básicamente, sucedió entonces lo mismo que ha sucedido ahora en relación a FLoC: Google lo ensalza, apuntando a la mejora de privacidad que traerá consigo el invento, mientras que los demás lo rechazan de plano y optan por seguir utilizando los métodos tradicionales; y cuando decimos los demás, son todos los demás que cuentan: Microsoft Edge, Brave, Opera y Vivaldi.

En el caso de FLoC lo que se rechaza es la tecnología que nos librará de las cookies, a cambio de cederle todo el control a Google; y en el de Manifest V3, lo que se hace para mantener la compatibilidad con las extensiones desarrolladas para Chrome sin ceder a las restricciones planeadas por Google, es modificar el código correspondiente.

Ahora bien, ¿qué tiene que ver Firefox en todo esto? Como ya sabrán los usuarios veteranos del navegador de Mozilla, el ‘efecto’ Quantum trajo consigo daños colaterales no deseados pro todos, como la renovación del sistema de extensiones, dejando por el camino miles de ellas que ya nunca se podrán recuperar, precisamente por cuán profundamente se integraban en el navegador.

Esa integración, susceptible de provocar graves problemas de seguridad y privacidad, es el principal responsable de todos los cambios que se han dado con las extensiones en los navegadores web de uno y otro lado. Asimismo, la renovación aplicada por Mozilla tuvo otra justificación: asemejar el desarrollo de extensiones al de Chrome.

El motivo es obvio: el otrora rey de las extensiones había dejado de serlo y no complicar más de lo imprescindible a los desarrolladores podía mitigar un poco la situación. De eso trata también la adopción de Manifest V3 en Firefox que acaba de anunciar Mozilla: «mantener un alto grado de compatibilidad que soporte el desarrollo de extensiones multinavegador».

Esto no significa, por supuesto, que Firefox vaya a dejar de usar sus propias extensiones o que vaya a ser compatible con las de Chrome, solo que los desarrolladores lo tendrán más fácil para adaptarlas a uno y otro navegador; ni tampoco significa que vaya a ser una característica que se vaya a estrenar mañana, pues el trabajo acaba de comenzar y no se espera que esté listo del todo hasta principios del año que viene.

Por otro lado, Mozilla se ha alineado con la visión crítica que no admite las limitaciones de Chrome y aunque asumirá el Manifest V3, no lo hará con sus restricciones, en concreto, con la nueva API ue restringe la efectividad de los bloqueadores de publicidad. Alfgo que tampoco necesita, dicho sea de paso, ya que Firefox cuenta, cmo Chrme, con los mejores del mercado.

La entrada Firefox implementará la especificación de Chrome para las extensiones, pero sin afectar a los bloqueadores es original de MuyComputer