Bitcoin: ¿huida de los inversores?

No parece que la situación de Bitcoin vaya a mejorar a corto ni a medio plazo. Durante los últimos meses hemos visto cómo ha recibido varios reveses, y aunque se ha recuperado bien de más de uno de ellos, las perspectivas son indiscutiblemente negativas. Esto, claro, tampoco se puede traducir en certeza alguna, si algo hemos aprendido en todo este tiempo, es que el comportamiento del mercado de las criptomonedas es un tanto distinto al que muestran otros tipos de inversiones.

Ahora bien, en este punto es importante establecer la diferencia entre los dos grandes tipos de inversores en Bitcoin y otros tipos de criptomonedas. Por una parte tenemos a los partidarios y proselitistas de los criptoactivos (criptomonedas, NFTs, etcétera), que en muchos casos casi parecen evangelistas de las cripto, y por otra parte inversores de un perfil más general, que lo que hacen es buscar siempre la mayor rentabilidad posible, independientemente de aquello en lo que se esté invirtiendo.

Así, mientras que el comportamiento de los primeros se sostiene más en la firme creencia en Bitcoin y demás criptoactivos, que en la evaluación, digamos estándar, que realizan los segundos. Y aunque una parte importante de los bitcoins existente en la actualidad se encuentra en manos de los primeros, otros muchos ya han caído en manos de inversores que buscan rendimiento, más que la confirmación de sus creencias personales. Y si los inversores «estándar» tienen dudas, éstas tarde o temprano se terminan traduciendo en descensos de la cotización.

Y esto es, según leemos en Arstechnica, lo que está ocurriendo actualmente, con inversores deshaciéndose de criptoactivos, lo que ha llevado a Bitcoin a su cotización más baja en los últimos  seis meses. Y es que a la volatilidad que ha resultado ser consustancial e las criptomonedas, se suma un contexto en el que las regulaciones instauradas por cada vez más países, desdibujan ese futuro en el que muchos imaginaban una moneda de alcance global.

Bitcoin: ¿huida de los inversores?

Como ya te contamos hace unas semanas, ya son 51 los países que, por completo o de facto, han cerrado sus mercados a Bitcoin y demás criptomonedas, y esto parece ser una tendencia a la que podrían sumarse más países a corto y medio plazo. Y aquellos en los que no se va a prohibir, al menos de momento, podrían establecer regulaciones que penalicen económicamente las inversiones, por no hablar de otras regulaciones, como la recientemente aprobada en España, que pretende poner límites a su promoción.

Así, como ya te contamos, algunos analistas apuntan a que Bitcoin podría cerrar 2022 con su valor por debajo de los 20.000 dólares, muy lejos de algunas predicciones como la del malogrado John McAfee, que en su momento llegó a afirmar que su cotización alcanzaría el millón de dólares (si bien es justo reconocer que posteriormente se desdijo, calificándolo de disparate.

Parece, por lo tanto, que 2022 puede ser un año crítico para Bitcoin, un año en el que la cripto más popular tendrá que enfrentarse a un entorno bastante hostil, para demostrar si realmente es todo aquello que sus  defensores afirman o, por el contrario, es solo una burbuja más como tantas que ya hemos conocido a lo largo de la historia.

La entrada Bitcoin: ¿huida de los inversores? es original de MuyComputer